La buena gente se conoce muchas veces por casualidad, la bellas personas están a nuestro alrededor, pero hay veces que no las descubrimos.

En este caso hemos tenido la suerte de cruzarnos con una pareja de esas con las que empatizas rápidamente, no porque sean de El Ejido, mi pueblo, sino porque son estupendos. De esas personas que te sacan un comentario del nivel “son tan normales, súper buena gente”, y no es que queramos hacer la pelota a nuestros clientes, es que ya son también nuestros amigos.

Dicho esto, podríamos resumir el día de la boda de Carmen y Jose como una fiesta llena de alegría. Desde los primeros momentos en casa de Carmen, la familia, el ambiente, el buen humor… son ingredientes que hacen nuestro trabajo más fácil y agradable.

Y para muestra… el resumen de su boda!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Leer más